TODO SOBRE LA FIBRA ALIMENTARIA - Cardiosmile

Que necesitamos más proteína, más o menos carbohidratos, más o menos grasa, o suplementos vitamínicos. Los últimos años las preocupaciones sobre la dieta giran en torno a estos conceptos. ¿Pero y la Fibra? Este nutriente es fundamental para la prevención de la hipercolesterolemia, diabetes tipo 2, obesidad e hipertensión arterial, entre otros. Por lo tanto, merece un lugar prioritario en la discusión en torno a alimentación saludable.

 ¿Qué es la Fibra?

Es la parte de los alimentos, especialmente de origen vegetal, constituida por polisacáridos no digeribles y lignina, o polisacáridos distintos de almidón y lignina. Su particularidad es que no es hidrolizada por las enzimas del tracto digestivo humano.

 Este nutriente no digerible llega al intestino grueso donde suaviza la consistencia de las deposiciones y aumenta su peso. Por lo tanto, contribuye a acrecentar la frecuencia de defecación. Esto puede contribuir a la prevención de importantes trastornos del intestino grueso, como el estreñimiento, la diverticulitis y el cáncer.

Además, la fibra dietaria o alimentaria, tiene numerosos beneficios para la salud. Entre ellos se puede destacar su efecto protector cardiovascular, especialmente de la fibra soluble, avalado por grandes estudios clínicos y epidemiológicos.

En dichos estudios se evidencia el efecto beneficioso de la fibra dietaria sobre la hipercolesterolemia, diabetes tipo 2, obesidad, hipertensión arterial, síndrome metabólico y proteína C reactiva como marcador de inflamación. De acuerdo con estos hallazgos es aconsejable llevar una dieta rica en fibra dietaria.

¿Cuánta Fibra es lo que se debe consumir?

La dosis diaria de fibra dietaria recomendada actualmente está alrededor de 28 g/día en la mujer y 36 g/día en el varón. Estas dosis se basan en los niveles de consumo de fibra con los que se observa mayor protección para la enfermedad cardiovascular en los estudios clínicos.

¿Cómo aumentar el consumo de fibra?

La alimentación tradicional moderna tienda a ser baja en fibra ya que el consumo de frutas, verduras, legumbres y granos enteros es limitado. Según a la última Encuesta Nacional de Salud, sólo el 15% de los chilenos comen por lo menos 5 porciones de frutas y verduras al día.

Por lo tanto, como una medida preventiva primaria contra la enfermedad cardiovascular, se considera muy aconsejable hacer una dieta rica en fibra. Aumentar el consumo de frutas, legumbres y frutos secos. Sustituir los cereales refinados por los de grano entero y disminuir el consumo diario de harinas refinadas, frituras, pastelería y bebidas azucaradas.

Volvamos a lo natural, volvamos a alimentarnos bien y nutrir nuestro organismo con alimentos de buena calidad.

En la siguiente tabla podemos ver el contenido de fibra dietaria en los alimentos:

Por:
Antonia Latorre, Nutricionista